Ventajas de los drones para inmobiliarias

+

Cada día está más arraigado el uso de drones en diferentes sectores de la economía. Ya hemos hablado en otros post de uso en la industria o en la agricultura; en este artículo nos vamos a centrar en otro sector en el que también está adquiriendo un gran protagonismo. Nos referimos a los drones para inmobiliarias, donde se han convertido en una poderosa herramienta para todas las ramas que abarca este sector económico, desde la planificación, desarrollo y construcción de inmuebles, hasta la fase de comercialización, gestión y mantenimiento de edificios.

Drones para inmobiliarias

Con un dron podemos hacer un seguimiento preciso de la marcha de una obra de construcción, reportando información gráfica actualizada de la obra a los promotores y clientes. También se realiza una inspección visual desde el aire de todo lo que rodea a nuestro futuro edificio o urbanización, con lo que tenemos una idea precisa de cómo va a encajar con el entorno. Incluso puede servir para detectar con antelación posibles problemas que puedan surgir durante la obra y que no se pueden detectar fácilmente desde el suelo (situación de arroyos, tendidos eléctricos, caminos ocultos, límites de otras propiedades, etc.).

Los drones también se emplean para inspecciones técnicas de edificios ya terminados. Esto es muy útil para que las inmobiliarias detecten posibles vicios ocultos en las construcciones: mal estado de cubierta, instalaciones y otros elementos que se encuentren en altura que son muy complicados de apreciar desde el suelo. Es una herramienta muy útil para esa fase de tasación y valoración inicial de la inversión.

En un dron podemos montar la mejor cámara de fotos para inmobiliaria, la cual nos servirá para realizar esa inspección ocular imprescindible para hacer un informe de tasación inmobiliaria. También para que los responsables de mantenimiento sepan dónde tienen que actuar.

Las vistas con drones en inmobiliaria tienen una triple función como estamos viendo: por un lado, la podemos utilizar como soporte técnico para el mantenimiento de los edificios; también nos sirven, desde el punto de vista del inversor, para realizar una correcta valoración del inmueble que queremos adquirir. Pero también sabemos que las fotos inmobiliarias son necesarias para la fase de comercialización y marketing de las agencias. Con vistas con drones, el departamento de venta puede montar un completo catálogo fotográfico y de video con el que mostrar un producto mucho más atractivo. El poder de la imagen aérea refuerza mucho la estética de un edificio, porque mostramos sus cualidades de una forma más próxima, además de que apreciamos el edificio dentro de su contexto geográfico y urbano.

Qué ventajas tiene para una inmobiliaria el uso de drones

El uso de drones para inmobiliarias solo tiene ventajas. Los edificios son objetos grandes, que solo desde el aire se pueden fotografiar y filmar en su conjunto. Como hemos visto, son una gran herramienta para los diferentes profesionales que intervienen en el proceso de promoción, gestión y comercialización inmobiliaria. Los drones son baratos de operar y fáciles de mantener. Con un dron volamos en cualquier parte, sin problemas de limitaciones de espacio aéreo. Son rápidos y seguros, y montan diferentes tipos de cámaras y sensores con los que se obtienen unos resultados muy realistas, profesionales y de gran belleza.

Los drones para inmobiliarias nos permiten obtener información gráfica de forma económica y sin tener que realizar un gran despliegue logístico. Podemos llegar a sitios a los que ningún otro medio aéreo podría alcanzar.